Según su propio testimonio, durante sus años de asesino a sueldo al servicio de la mafia italoamericana, Richard Kuklinski asesinó entre 100 y 250 personas… aunque únicamente fue juzgado por la muerte de cinco. Ha pasado a la historia como uno de los asesinos a sueldo más eficientes y polifacéticos: igual empleaba una pistola, un cuchillo, unos puños americanos, fuego o cianuro. Su apodo, ‘El hombre de hielo’, no solo responde a su sangre fría para ejecutar los encargos de la mafia, también porque solía meter los cuerpos en congeladores industriales para dificultar la labor de los forenses.

Sobre el autor

Humberto Pérez-Tomé (Madrid, 1959) Diseñador gráfico con infinidad de proyectos a sus espaldas, muchos de ellos realizados en el sector editorial. Entre sus publicaciones se cuentan Últimas horas con don Remigio (1997), El medallón mágico o en busca el corazón negro (2000); Salir (2005 y 2012); sus recopilaciones de relatos cortos CO2 relatos urbanos (2001) y Domésticos (2002), bajo el seudónimo de Elías Galán. También publicó una obra gráfica denominada Nadie entiende nada (2002), y su última novela Una vuelta de tuerca (2013) Casi mis relatos (2016); Su trilogía “Todos lo hicieron mal” con (I) Tom, el Fuerte (2016) (II) El perro de Ben (enero 2017) y (III) Azul, pero azul oscuro (noviembre 2017). Presenta y dirige el programa de radio SomosLibro en Radio YA.